Slipknot con ‘Iowa’ en el ‘Top 15 de la nueva ola de álbumes de heavy metal americano’.

slipknot-iowa
Rick Florino de ARTISTdirect confeccionó una lista con los álbumes que significaron una nueva era en el heavy metal americano, explicando porqué- de acuerdo a su criterio- ‘Iowa‘ es la base de la denominada ‘nueva ola’.

Los años 2000 fueron un período bastante fértil para el heavy metal. Tanto que la prensa y los fans denominaron la era como ‘La nueva ola de heavy metal americano’ o ‘La nueva ola de metal americano’. La misma diferencia. MTV resucitó ‘Headbanger’s Ball’, con Jamey Jasta de Hatebreed instalado como el anfitrión. Los shows de TV nocturnos, como ‘Jimmy Kimmel Live!’ reservaban a las bandas de la era para actuar con frecuencia cada vez mayor a través de la década. Sí, esos comerciantes de ruido en The Dillinger Escape Plan tocaron en Conan y las cosas no fueron nunca, jamás, lo mismo.

Si necesitas más pruebas de que el público y los medios tenían hambre de metal de igual manera, bueno, piensa en cómo el Ozzfest disparó, invitando bandas más heavies para tocar ambos en el escenario central y el del costado. El campamento de verano anual de heavy metal fue eventualmente inmovilizado y reemplazado por The Rock Star Energy Drink Mayhem Festival, que también creció exponencialmente.

Lo más impresionante fueron los números de ventas de esas bandas. Los álbumes fueron repetidamente de platinio y oro, con certificaciones y premios por conseguir ventas monstruosas de, por ejemplo, Slipknot, Killswitch Engage, Lamb of God y Atreyu. Más notable fue el hecho de que podías encender la radio y escuchar esas bandas en el dial y no siempre después de medianoche en shows especiales.

Los años 2000 fueron una rica etapa para el heavy metal. Estos son los álbumes que definieron el período.

1. Slipknot – ‘Iowa’

Slipknot cambió todo. Eso es algo general y consistente a través de su carrera. Los nueve enmascarados han estado al frente de cada movimiento del género desde que su legendario álbum debut del mismo título, ‘Slipknot’, llegó en 1999. Hicieron la vigente escena musical más pesada, desafiando a los antepasados del género en el momento y alterando el juego. Luego, fueron e hicieron todo de nuevo en 2001 con ‘Iowa’.

Tan lejos como va la nueva ola de heavy metal americano, el segundo álbum de Corey Taylor (vocales), Shawn ‘Clown’ Crahan (percusión), Paul Gray (bajo), Jim Root (guitarra), Mick Thomson (guitarra), Sid Wilson (consolas), Chris Fehn (percusión), Joey Jordison (batería) y Craig Jones (samples), efectivamente precedió el movimiento. ‘Iowa’ (Roadrunner Records), debutó en el puesto #2 en el Billboard Top 200, y estableció un precedente que no existía antes para el heavy. Agotaron arenas en su tour de otoño ‘Pledge of Allegiance’ soportando el álbum. Prepararon el mercado para un movimiento de metal ‘real’, efectivamente preparando el camino de, por ejemplo, Lamb of God, Killswitch Engage, y todos los demás en la lista antes de ser recibidos masivamente. Honestamente, no hubiera habido una nueva ola de heavy metal americano si no fuera por Slipknot, si no fuera por ‘Iowa’.

Entonces, hablemos de las canciones. La primer cosa que hizo el grupo fue lanzar la vibrante y viciosa ‘The Heretic Anthem’, como descarga gratuita. La voz abriente de ‘8,7,6,6,6,’, establecía el tono a todo. Este era un movimiento aún más agresivo, enojado y amplio para la banda, y todo soportaba ese carácter distintivo. Las guitarras estrellaban con poder duro, voleando atrás y adelante durante uno de los mejores riffs puentes de todos los tiempos, mientras Taylor gritaba con todas sus fuerzas, ‘If you’re 555, then I’m 666’. Era una clarinada y una declaración de su dominación. Slipknot se hizo más heavy, y los fans inmediatamente respondieron.

Buceando en el record, en ‘(515)’, un código de área local, Wilson literalmente gruñe en intensa agonía justo antes de que ‘People=Shit’ envíe un ariete al corazón con percusión de death metal, riffs violentos, y otro metálico y masivo estribillo. ‘Disasterpiece’ podría ser la canción más cargada de ira, pero desemboca en una oscura hipnosis durante el final punto culminante con el canturreo de Taylor. ‘My Plague’ y ‘Everything Ends’ adhieren una gran dinámica melódica, mientras que ‘Gently’ es una pieza central.

El bajo de Gray abre este oscuro mundo mientras Taylor abre su corazón antes de convertirlo en un grito final fortalecido por un riff completa e impecablemente impenetrable. ‘Skin Ticket’ desacelera todo hasta una ola de muerte psicodélica, y ‘New Abortion’ inyecta la rabia una vez más.

Todo culmina con el plus track de 15 minutos. Su oscuridad capturada en cinta como nunca antes. Taylor conjura demonios que nunca se irán una vez despiertos, mientras que el fondo musical toma su Naranja Mecánica hecha metal acercándose desde el primer álbum a nuevos niveles de locura y mística. ‘Iowa’ representa todo lo tan magnífico de Slipknot sobre el curso de ese último espacio final.

‘Iowa’ también despegó el movimiento del heavy metal del siglo XXI en América. La nueva ola de heavy metal americano recibió su arranque con este álbum, alentando a la audiencia a abrazar su lado más heavy. Es el rompimiento que los 90’s tuvieron con ‘Vulgar Display of Power’, de Pantera, y los 80’s con ‘Master of Puppets’ de Metallica. Para los años 2000, ese álbum fue ‘Iowa’. Aún es uno de los más grandes de todos los tiempos y podría inspirar muy bien otra revolución.

Fuente: Slipknot Daily.
Traducción del staff: Florencia Zampone.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s