Corey Taylor enumera los álbumes de Slipknot del peor al mejor.

corey-taylor_ranking-slipknot-albumes
El sitio Noisey realizó una muy interesante noticia con Corey Taylor, quien enumeró del peor al mejor álbum de Slipknot, según su criterio. Lee la nota completa a continuación.

En Rank Your Records hablamos con miembros de bandas que han amasado considerables discografías, y les pedimos que numeren sus discos en orden de preferencia personal.

Desde su álbum debut en 1999, era obvio que había algo bastante diferente en Slipknot. No veías una banda de hombres esparcidos en el escenario; veías un grupo de nueve individuos creando variedad de sonidos y ruidos que sería diferente a cualquier cosa que hayas oído. Slipknot no es solo una banda, es una identidad que ha inspirado a millones de fans al rededor del mundo y que los ha unido bajo un bandera adornada con una ‘S’.

Hablamos con el cantante Corey Taylor sobre la discografía de la banda y el impacto causado en él, para el mundo.

5. ‘ALL HOPE IS GONE’ (2008)

Noisey: Así que, este tiene casi siete años. ¿Cómo lo escuchas ahora en contraposición a cuando salió?

Corey Taylor: “Sólo por la experiencia que conllevó- no tiene nada que ver con mucha de la música- tengo que decir que mi menos favorito es ‘All Hope Is Gone’. Lo que es extraño, porque cuando estuvo finalmente hecho amé mucha de la música que había en él. Tenía muchas canciones fuertes, pero ahora seis, siete años después, lo escucho y eso es todo a lo que se parece. Se siente como una colección de canciones, no como un álbum, que es lo que nos esforzamos por hacer a través de nuestra carrera. Además, le sumas todo el drama que sucedía en ese momento, era una historia de dos ciudades. Tenías una mitad de la banda queriendo hacer una cosa, la otra mitad queriendo hacer la otra, y yo estaba en el medio pensando, ‘¿No es esta la parte que se supone que disfrutamos?’ (risas). Así que, en primer lugar, fue muy difícil de hacer ese álbum, y fue muy difícil poner a todos en la misma página saliendo a la carretera. Fueron dos años miserables. Una de las únicas razones por las que puedo mirar atrás con cariño es que tuve que pasar un montón de tiempo con Paulie [Paul Gray], por lo que- a excepción de eso- el resto fue mucho trabajo duro. Fue difícil escuchar ese álbum sin atraer terribles recuerdos de lo que sucedió. Así que debo decir que es el menos preferido de todos los álbumes.”

4. ‘VOL.3: THE SUBLIMINAL VERSES’ (2004)

Noisey: Así que, Vol.3…

Corey Taylor: “Esto va a volar muchas mentes, pero realmente debo decir que ‘Vol.3’ es mi segundo menos preferido.”

Noisey: Extrañamente, lo había notado un poco.

Corey Taylor: “Sabes, de nuevo, no es sobre las canciones en sí mismas, porque amo la historia que cuentan y la producción, y los riesgos que tomamos porque es lo que quisimos hacer. Quisimos seguir expandiendo nuestro rango así no sería el mismo álbum de nuevo y de nuevo otra vez. Y eso fue un gran paso para nosotros con ‘Vol.3’, y eso nos permitió realmente ver lo que podíamos hacer y hacer bien. Mi problema con ese álbum es mi desempeño vocal, porque estaba intentando algo diferente con mi voz, y luego me di cuenta y me dije, ‘Realmente no me gusta lo que estoy haciendo’. Estaba tratando un grito diferente y solo no funcionó.”

Noisey: ¿Qué canciones se te despegaron debido a eso?

Corey Taylor: “Probablemente ‘Welcome’. La paso mal escuchando esa canción, porque no tuvo la agresión que quería que algunas de esas canciones tuvieran. No es decir que algunas de esas canciones no sean fantásticas. La gente ve ‘Duality’ como nuestra ‘Whole Lotta Love’ o ‘Stairway to Heaven’. Quiero decir, ha sido tocada a muerte (risas), pero esa canción, cuando la tocamos en vivo la gente todavía pierde su mierda. ‘Before I Forget’, gran canción. Y otras de las cosas más melódicas como ‘Vermillion’, partes uno y dos, y los riesgos que tomamos en cosas como ‘The Nameless’. Hay tantas buenas canciones en ese álbum que me es difícil no amarlo, pero debido a lo que estaba tratando de hacer vocalmente, y por mucha de la mierda que estaba haciendo con mi propia vida- ese fue el álbum durante el que estuve sobrio, fue cuando estaba intentando sacar mi cabeza de mi culo, y me tomó mucho tiempo darme cuenta de quién era y creo que eso se llevó mucho de la confianza en mi rendimiento vocal. Fue raro. Estoy orgulloso de ese álbum, pero no de lo que hice con él. Creo que todos los demás estuvieron fantásticos, y fuimos capaces de hacer muchas cosas buenas con él, pero sacándome de eso, es mi rendimiento vocal menos preferido.”

Noisey: Recuerdo haber escuchado que Rick Rubin tuvo una rara presencia en el disco.

strong>Corey Taylor: “Bueno, él nunca estaba ahí. Se mostraba 45 minutos por semana, el mismo día, creo que era los miércoles, y se sentaba y oía un poco. Decía, ‘Debes hacer esto, esto, y esto’, y luego se iba. Para la mayor parte, Greg Fidelman es el héroe anónimo del disco. Si no era por él y nosotros, ese álbum no hubiera sonado de la forma en que lo hace. Rick Rubin me dijo que necesitaba cambiar el estribillo de ‘Before I Forget’, porque dijo que no era fuerte, y le dije que eso no iba a pasar. Estuve de acuerdo con él en un par de ocasiones, pero hablando de esa canción, yo sabía que era lo suficientemente poderosa para que el estribillo lo soporte. Y luego ganamos un Grammy por eso, así que tú sabes. Fue muy extraño, una cosa muy rara. Además, muchas cosas que sucedían con nosotros detrás de escena, como lo fue el managment, que la gente ni siquiera sabe. Estábamos en tal desorden que es increíble que haya salido en siete meses.”

Noisey: Desde el primero (‘Slipknot’), ustedes golpearon la escena bastante rápido, pero este fue el álbum que dejó grabado en ese momento a Slipknot siendo la banda de metal más grande del mundo.

Corey Taylor: “Muchas gracias por eso. Dejó grabado cuán serios éramos. La gente comenzó a mirarnos de manera diferente, y no como- y realmente odio el término- una banda de ‘nu-metal’, porque nunca lo fuimos, pero comenzaron a mirarnos como un legítimo sucesor de las más grandes bandas en ese momento. Éramos muy serios sobre nuestra música, no era sólo ‘Kill, kill, kill’ todo el tiempo. La música pudo reflejar muchas de las diferentes emociones que tratábamos de mostrar en los álbumes previos, pero siempre se salió de las manos. Así que este fue el álbum que estableció el hecho de que nos tomábamos a nosotros mismos muy seriamente, y que deberían tomarnos seriamente ellos también.”

3. ‘IOWA’ (2001)

Noisey: ¿Así que tu tercer álbum favorito sería ‘Iowa’?

Corey Taylor: “Mi vida estaba tan desastrosa por toda la mierda en la que nos estábamos quedando atrapados. De repente, éramos enormes, teníamos acceso a todas estas cosas y ahora era tiempo de seguir. Y sabíamos que íbamos a hacer algo loco, pero eso no dejó de hacernos perder la mente. Todos quedamos bastante jodidos la mayor parte, grabamos mucho del álbum estando jodidos, pero hay algo del álbum que es tan viseral, y tan oscuro, tan insanamente oscuro. Escuchas ese álbum y no se parece a nada más. La producción es tan guesa, tan directa, y la agresión es tan desenfrenada. Puedes ver a dónde estábamos tratando de avanzar, desde dónde veníamos, y a dónde estábamos yendo. Recuerdo que cuando el primer álbum estaba terminado, hubo un momento de rara lucidez para mí. Estaba muy presente. Lo escuchamos, y yo estaba volado por lo pesado que era. Y honestamente, creo que el álbum hubiera tenido más impacto si no hubiera sido por el ‘9/11’, lo que mucha gente olvida que ocurrió una semana antes de que ‘Iowa’ salga. Un día después de que Slayer lanzara su nuevo álbum. Estábamos un poco obstaculizados debido a cosas que estaban sucediendo. Habíamos pasado recientemente por esta tragedia, por lo que buscaban cualquier cosa que pudieran controlar como chivos expiatorios, pero eso nos jodió. A Slayer le jodió, a Rage Against the Machine le jodió. Todos estos grandes artistas fueron vomitados contra la pared, y mucha de la mierda segura entró. Nada le pasó a Linkin Park. Todas estas pequeñas bandas blancas donde la gente decía, ‘Bueno, ellos son lo suficientemente seguros, los vamos a escuchar’. Al mismo tiempo, no íbamos a ninguna parte. Salimos e hicimos tour del álbum por otro año y medio más, sólo para asegurarnos que tenga su debido crédito. Y ahora hay algunos de los favoritos de los fans. Tan oscuro como es, hay muchos himnos en él, que todavía son tocados en vivo. Creo que es un testamento de cuán lejos estábamos dispuestos a defender nuestra postura.”

Noisey: Volviendo a esto del ‘9/11’, siempre me es raro pensarlo, porque la gente asume que la música que hacen incita a la violencia, cuando realmente ayuda a las personas a liberar mucha ira o ansiedad. Especialmente en tiempos de tragedia que no puedes explicar.

Corey Taylor: “Es una buena manera de tapar la válvula. Sé que [Marilyn] Manson quedó atrapado con mucha mierda, y nosotros también, pero debido a que es un artista muy singular en su mayoría, todo el foco va hacia él mientras que nosotros lo podemos repartir entre los nueve. Es muy loco. Por cualquier cosa mala que pase, nosotros somos el punto de foco. No es justo. Le escupe en la cara a todo lo que tratamos de hacer, que es darle una salida a la gente. Tomar la violencia a la que mucha gente es propensa, y transformarla en algo positivo. Darles la salida para dejar salir esa mierda. Mayormente, ganamos. Cuando las personas tratan de achicar eso y lo tratan con desdén, me vuelve loco, pero luego recuerdo, ‘Espera, ¡puedo escuchar mi propia música y calmarme!’ ( risas). Así que es bueno, es bueno tener eso.”

Noisey: ¿Qué influencia crees que ha tenido ‘Iowa’, como un espacio físico, en el récord y tu arte en general? Decáas lo mucho que te agrandaste luego de esto, por lo que me imagino que un grupo de chicos de Iowa experimentando la fama debe haber sido muy bizarro.

Corey Taylor: “Fue muy raro. La razón por la que hicimos Slipknot fue porque estábamos esperando a una banda que hiciera el tipo de música que queríamos escuchar. Y seguía sin suceder. Entonces dijimos, ‘Al carajo, lo haremos nosotros mismos’. No había ninguna banda que tuviera la intensidad de Slayer, la brutalidad electrónica de Ministry, lo espástico que ocurriría en el escenario con GG Allin o los Butthole Sufers en sus primeros tiempos. Solo esa pureza antagónica que queríamos, con melodías, con estribillos, con ganchos, con la habilidad de hacer lo que quisieras. Seguimos esperando y esperando, y una de las razones por las que lo hicimos fue por necesidad. ¡Sumado a que nadie viene aquí! (risas). Nadie. Una vez cada tanto, tenemos un buen concierto, pero el público se volvería tan loco que la banda estaría asustada de volver.”

2. ‘.5: THE GRAY CHAPTER’ (2014)

Noisey: Este es el más nuevo, y ya con el título era obvio que este iba a pegar fuerte en más de una manera.

Corey Taylor: “Sí, esa melancolía indirecta. Paul no está, nos separamos de Joey, y estábamos en ese momento de ‘¿Qué hacemos? ¿Qué vamos a hacer?’ Y por suerte, nos juntamos e hicimos lo que necesitábamos hacer. Fue tan gratificante ponerlo [al disco] ahí fuera y destruir a todos los que decían que no lo podíamos hacer. Incluso aunque las expectativas de nuestros fans eran tan grandes, las expectativas negativas de los que habían estado esperando años que tropezáramos eran casi más grandes. Así que volver, y no solo darles un puñetazo, sino que darles una patada en el culo fue hermoso. Salir y decir, ‘Vamos a estar en tus narices hasta el día que moramos’, fue un hermoso momento. Especialmente al hacerlo de la manera en que lo hicimos, que fue un álbum, básicamente, sobre nuestro hermano caído. Y es necesario decirlo, también sobre nosotros uniéndonos y compartiendo esos sentimientos. Para un álbum brutal, es muy emocional. Es evocativo, todo lo que quería que fuese.”

Noisey: Una de las canciones que hizo eso, para mí, fue ‘Goodbye’, porque hay mucho ambiente y vulnerabilidad en ella.

Corey Taylor: “Escribí esa canción sobre el día en que Paul murió. Estaba sentado en mi casa y era la primera vez que la banda entera no estaba, porque faltaba Paul. Fue un momento duro para mí, estábamos todos en mi sótano mirándonos y había un silencio de los más gruesos. Tan calmado que no lo puedes ignorar. Finalmente empezamos a ayudar al otro a soltarse un poco, hubo mucho llanto, tratamos de reírnos todo lo que podíamos, porque estábamos tan tirados que no sabíamos qué hacer. Y eso continuó por unos días, especialmente en esa conferencia de prensa que tuvimos. He visto el archivo y es muy difícil para mí darme cuenta de que estuve allí. Partir de eso, a tomar esa experiencia y hacerla algo positivo me hace sentir orgulloso de que hayamos hecho algo tan conmovedor y que los fans necesitaban.”

1. ‘SLIPKNOT’ (1999)

Noisey: ¿Cómo fue el asunto inicial?

Corey Taylor: “Hicimos esto tan positivo, no había expectativas. Por quiénes éramos, y lo que éramos como banda, había aún menos expectativas. Nadie esperaba que ganemos, menos nosotros, para ser honestos. Hicimos este álbum tan joven y verde, y con tanto fervor, que después de grabarlo dijimos, ‘Bueno, ¿qué hay ahora?’. Teníamos que esperar seis meses para ver qué pasaba. Nos sumaron al Ozzfest ’99 al último segundo. Es cierto. Estábamos en Malibú, en la cima de la montaña. Nueve idiotas de Iowa, sin idea de qué carajo estábamos haciendo (risas). Con este científico loco, Ross Robinson, ayudándonos a crear este loco álbum. Realmente era un cheque en blanco. Metafóricamente estábamos jugando con el dinero de la casa. Nadie sabía lo que pasaría. Se creía que todas las demás bandas en Roadrunner iban a explotar, pero no nosotros. Machine Head sacó un nuevo álbum en ese tiempo. Amen estaba terminando su álbum en Indigo Ranch antes de que nos mudáramos ahí, y yo estaba convencido de que Amen iba a ser mucho más grande que nosotros. Amé esos dos primeros álbumes, son increíblemente maravillosos. Así que ahí estábamos, estos nueve chicos tocando heavy metal, usando máscaras, vistiendo enteros, haciendo cosas locas. Nuestra mayor expectativa era ser una banda que vendiera 200.000 álbumes. Lo que al mismo tiempo era suficiente para mantenerte en el camino.”

Noisey: Es algo loco de pensar ahora, “sólo 200.000”.

Corey Taylor: “¡Es tan loco! E hicimos Ozzfest ’99, y se podía ver que algo sucedía. Algo estaba convirtiéndonos en increíble. El álbum ni siquiera había salido, salió a la mitad de ese tour. No había nada para preparar a nadie de nada. Y luego, después de Ozzfest ’99, tuvimos tres días libres y fuimos directo al tour de Coal Chamber donde estábamos terceros en la lista, justo debajo de Machine Head. A la mitad de ese tour, terminamos cambiando lugares con Machine Head y convirtiéndonos en soporte directo, porque tocaríamos, y esto no es nada en contra de esas bandas, tocaríamos y la mitad del público se iría después. No teníamos ningún lugar a donde ir luego de tocar así que iríamos con el público y saldríamos, miraríamos las otras bandas, y miraríamos a las personas comprar nuestra mercadería. Por lo que se convirtió en un punto donde nadie quería llevarnos de gira con ellos. Y tuvimos que encabezar los shows por necesidad.

Mientras tanto, el álbum fue oro y no nos dimos cuenta. No nos dieron la placa hasta el 2 de febrero de 2000. Cuando la tuvimos, descubrimos que dentro de dos meses sería platino. Luego fue doble platino. La gente no entiende lo loco que fue eso. Estábamos sentados diciend, ‘¿Qué?’, y de repente somos la banda más grande en Roadrunner, y nadie nos preparó. No sabíamos qué mierda estaba pasando. Tuvimos un managment de mierda en ese tiempo. Todo empezó porque subimos una montaña y tuvimos una explosión haciendo ese álbum. Pasó por las manos de tres personas para mezclarlo.

No sé si alguien habrá contado alguna vez esta historia, pero Clown, Joey y Ross Robinson entraron a la fuerza en el estudio donde estaban las cintas maestras, porque no nos estaba gustando las mezclas que teníamos; ¡entraron, robaron las cintas y las mezclaron ellos mismos! (risas). Creo que Paul estaba también. Yo había tenido que volver a Iowa para volver a trabajar, y Clown me llamó diciendo, ‘Cometimos hurto, nos robamos nuestro propio álbum’. Y se sentaron, lo mezclaron, porque nadie lo entendía. Cuando eres el primero, nadie sabe. No hay historial. Teníamos estas mezclas que eran demasiado delgadas, muy cargadas de bajo. La gente no entendía qué era ese ruido. Así que terminamos mezclándolas nosotros mismos. Hay tantas historias locas de ese primer álbum, puedo mirar atrás y sonreír por que nos ha sucedido, y también los años siguientes. Todo comenzó con el primer álbum y toda esa mierda alocada. Viviendo de 20 dólares a la semana, teniendo que esconder tu comida, porque tus putos compañeros de banda te la robarían, teniendo que encontrar 30 maneras de hacer comida para no volverse loco, así fue como vivimos. Fue tan insano, pero a la vez tan increíble, porque estábamos en eso. Las charlas y los sueños se habían terminado. Era hora de hacer nuestro trabajo. Y lo hicimos, el resto es puta historia.”

Traducción del staff: Florencia Zampone.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s