Jim Root: “Sentía que Paul Gray estaba ahí ayudándome a escribir el nuevo álbum”.

skt_kerrang-2015_entrevista
Jim Root, Clown, Corey Taylor y Sid Wilson se sentaron con el personal de Kerrang! en las primeras semanas de enero, antes de comenzar con su gira por el Reino Unido, y hablando sobre el proceso de ‘.5: The Gray Chapter’ y los procesos de audición de Jay Weinberg y Alessandro Venturella. A continuación, a nota completa.

Slipknot fue la portada de esa edición (haz clic en la imagen superior para ver la portada completa).

Actualmente están diezmando Arenas del Reino Unido y funcionando a toda máquina. Después de la prueba más grande de su carrera, Slipknot invita a K! dentro del corazón de su nueva banda.

A principios del 2013, en algún lugar en el Norte de Florida en un garaje forrado de guitarras, un teléfono está sonando. Poco a poco una mano enorme recibe la llamada llevando el tuvo a su cara barbuda.
En el otro extremo de la línea: Shawn ‘Clown’ Crahan, el hombre que fundó hace 20 años Slipknot, está en un sótano en Des Moines, Iowa.
Recibiendo la llamada: Jim Root, el guitarrista encargado de encerrar la mayor parte del nuevo álbum de la banda.

“Clown me llamó y me dijo algo así como, ‘Tienes que tomar la pelota y correr con ella’, explica Jim a K!, poniéndonos al día con ‘.5: The Gray Chapter’, el quinto trabajo de estudio de ‘Knot.

Jim Root: “Afortunadamente, en ese momento, tenía algo así como un buen espacio en mi cabeza. Bueno, en realidad no tenía buen espacio… Tuve algunos problemas personales en mi vida, pero era un buen momento para escribir algo para Slipknot. Así que todos los días de noviembre me despertaba, me preparaba café e iba al garaje a escribir algunos jodidos riffs. No traía conmigo viejas ideas, pero creé en mi computadora una carpeta donde iba guardando todo el material nuevo.”

Esa fue la génesis de la extensa bestia que sería finalmente ‘.5: The Gray Chapter’. El tan esperado disco iba a ser el primer álbum de Slipknot después de seis años y con un debut notable sin la destreza de Joey Jordison y Paul Gray. De hecho, fueron estas pérdidas combinadas que habían conducido a Clown para impulsar nuevas fuerzas creativas a un primer plano en su banda con la urgencia que solo un fundador puede.

Afortunadamente, los chicos de Iowa, a pesar de su perdida musical devastadora, estaban a punto de presenciar la habilidad de Jim para ‘tomar la pelota’ como Clown le había dicho en su proverbio.
Jim consiguió que finalmente se reconociera que Paul y Joey eran el centro de todo, ya que habían hecho la mayoría de las letras y contribuían en todo.
Jim prefería que Paul tocara el bajo en lugar de la guitarra, y le comentaba a Joey el sonido de batería que tenía en su cabeza. Jim siempre les aportaba ideas.

Jim Root: “Honestamente, la calidad de todo lo que hemos hecho juntos todo este tiempo de espera en el cual me involucré en el proceso del disco, me llevó a tener tanto material que no sabía por donde empezar.”

La calidad de trabajo de Jim hizo que la banda se diera cuenta de que, en cierto punto, él estaba de pie sobre los hombros de los grandes caídos.

Jim Root: “No sé con qué ideas hubiera venido Paul en estos días, pero me siento como si fuera él hoy en día. A veces él no podía encontrar una guitarra para zurdos, así que usaba una para diestros, la daba vuelta y hacia todo tipo de acordes extraños. Así que cuando yo estaba haciendo algunas prácticas, dos o tres veces en la semana, me sentaba y me sorprendía. Si estaba escribiendo alguna canción, no sé, ‘The One That Kill The Least’ o alguna de esas, me daba cuenta que hacía todo tipo de movimientos para tratar de encontrar una manera mejor para lograr un intervalo o algo acorde.
Tal vez esta nota es mejor que aquella, incluso si no sigue la escala, ya sabes. Y me di cuenta que de esa manera escribía Paul. Nunca lo había intentado, pero eso liberó mi mente. Tuve que dejar mi guitarra un momento, sentía que él estaba ahí ayudándome a escribir el disco. Fue algo loco.”

Poco a poco, con los recuerdos de su hermano caído firme en su mente, había llegado el momento de empezar a crear el álbum juntando ideas con los compañeros de su banda. Empacó su ropa, cargó su moto en la parte trasera de su camioneta y se dirigió a Los Ángeles.
Unos días más tardes, así como Jim, el guitarrista Mick Thomson, el vocalista Corey Taylor, y el padrino Clown, se secuestraron a ellos mismos en Los Ángeles para comenzar todos juntos con el dilema: ¿Quién sería el baterista que los ayudaría en el nuevo material por la ausencia de Joey?

Jim Root: “Esa cuestión definitivamente pasó. Probamos al baterista que ahora está con nosotros, en Los Ángeles, en el Studio 66, el lugar de Dave Grohl. Este chico no tenía la puta idea de qué hacía allí. Apareció cuando estábamos calentando, estaba con una expresión de, ‘Oh, mierda’. Empezamos a lanzarle cerca de veinte canciones, podríamos haber hecho un show esa noche si se hubiera podido.”

kerrang-scan1
Fue un bautismo de fuego para el joven baterista que estaba atascado en una habitación con cuatro de los nueve Slipknot, todo se volvía caliente especialmente cuando Clown está ahí.

Clown: “No había manera. El nuevo baterista no iba a poner una idea por su cuenta. Él tenía que ser destruido. Mierda. Si hablas con él, sabrás el trabajo que hice escuchando el demo de la batería. Estuve con él ayudándolo con las canciones. Estábamos muy metidos en esto. Yo le decía, ‘Intenta con esto, intenta con aquello’, y él me respondía, ‘¿Qué hay sobre esto? ¿Que hay sobre aquello?’. Algunas veces era yo, otras él, otras nosotros, otras sería Jim. Trabajé muy duro tratando de hacerlo un asesino.”

La banda admite ahora que el baterista sin nombre equivalía a un novato. Lo arrojarían al fuego o lo harían más fuerte.

Corey Taylor: “Cada banda tiene un matón, y el nuestro es Clown. Sí, Clown es un bulldog absolutamente, pero él tenía que recordar que necesitábamos no solo a alguien que tocara a un nivel técnico, sino que también encajara con nuestras personalidades.”

Jim Root: “Tenía que ser alguien apasionado. Alguien que comiera, viviera y respirara. Alguien que aprendiera de nosotros y que sepa lo que somos.”

Lento pero seguro, en ese crisol de ruido y riffs se perfeccionaría aún más en las estructuras, letras y se fortalecería con los consejos.
Finalmente, llegó el momento de entrar en el estudio adecuado, con la banda entera, ahora incluyendo a un nuevo bajista (que tocó en “seis o siete canciones en el álbum”), estableciéndose en el campo en la casa de Hollywood, en el legendario Sunset Sound, donde anteriormente se produjo ‘Vol. 3: (The Subliminal Verses)’.

Corey Taylor: “Por supuesto que iba duro sin Paul y Joey. Eran figuras muy importantes en el estudio, pero debíamos superarlo; nos las arreglamos. Lo diré de nuevo, Jim realmente se intensificó. Ha estado más implicado en este álbum. Creo que somos más fuertes ahora que antes.”

Esta encarnación de Slipknot se siente como una propuesta más técnica que en el pasado. El nuevo hombre compensa lo que le falta a la historia de la banda con una experiencia musical virtuosa.

Jim Root: “El nuevo bajista es un maldito monstruo. Él me hizo querer ser un mejor músico.”

Corey Taylor: “Los jóvenes nuevos ayudan demasiado. Es como fuego en tu culo, creativamente hablando. Nos presionan para ser mejores para hacerlo más difícil. Es una buena sensación.”

Sin embargo, si las habilidades prácticas de la banda han subido algunos puntos como resultado de una nueva sangre, entonces con la edad y la experiencia han llegado a un entendimiento de que funcionan mejor cuando trabajan en sus propios términos.

Clown: “De hecho, tuvimos dos espacios de estudio. Un estudio de agallas y el otro llamado Open Lab, donde puedes ir si estás aburrido y quieres hacer algo de arte. Ahí creamos ‘XIX’, Be ‘Prepared For Hell’ y ‘If Rain If What You Want’.”

Corey Taylor: “Ese lugar deja que cualquiera invente sus cosas raras. En ‘XIX’, por ejemplo, todos notan la presencia de gaitas y violines, pero en realidad es el sonido de un viejo sintetizador. Es un buen espacio experimental.”

Y a medida que la banda se estableció junta en un ronroneo cómodo de inspiración y colaboraciones, empezaron a florecer realmente algunos miembros de Slipknot.

Sid Wilson: “Mi estilo de escritura es una muy diferente al resto de los chicos. Yo no vengo de un fondo de metal como los demás, pero soy capaz de componer con un piano y cosas programadas. Había un montón de latitud para mí que vi en el producto terminado.”

Jim está de acuerdo en que sacar a la luz a los músicos es un ingrediente vital para el suceso artístico de la banda.

Jim Root: “En ‘Subliminal Verses’ vi el proceso de Sid. Él quería entrar luego de que las canciones se habían hecho para añadir cosas. Yo pensaba en TODO lo que podía suceder en la banda. Yo añadía percusiones solo como marcadores de posición. Clown se alimentaba por culpa de él y Chris que hacían cosas locas. Pensaba en los mismos términos de Sid y Craig.”

Después de varios meses de consumación del alma, la banda estaba por concluir el próximo capítulo de la historia que conquistaría algo imponente.

Corey Taylor: “Con nosotros vale el viejo dicho de los directores de cine que dicen que las películas no se terminan, se abandonan. Lo mismo con nuestro álbum. Estábamos locos con los detalles. Tenía que ser perfecto. Eso importa. Hemos terminado. Es una dedicación obsesiva, casi patológico para este grupo de trabajo.”

Clown: “Amo este disco. Pusimos todo en él.”

Corey Taylor: “Estoy muy orgulloso de esto. Personalmente, creo que ha sido mi manera más fuerte de escribir, mi mejor desempeño vocal, hay una confianza que proviene de la experiencia y pasión. Adoro casi todo en este álbum. No he dejado de escucharlo desde la etapa de demos hasta el día de hoy.”

Y luego una confesión de Jim donde dice que ve al ‘Knot como una vuelta icónica.

Jim Root: “Si tuviera que poner nuestros álbumes en un orden cronológico, simplemente borraría a ‘All Hope Is Gone’, a excepción de cinco canciones. Luego me deslizo a ‘Subliminal Verses’. Sentí que nos engañamos con ‘All Hope Is Gone’, nuestro proceso no fue habitual. Hemos estado separados como nunca ahí, el productor no podía conseguir grabar con los nueve juntos. Había infelicidad interna y eso era jodido. En ‘.5’ tuvimos comunicación y hemos crecido. Nadie enloqueció. Estamos bien enfocados. Todos hablamos, la mierda está fuera.”

Corey Taylor: “Este es el primer álbum de Slipknot que he podido escuchar de inmediato, ya sabes. Me tomó años escuchar ‘Iowa’, y el día de hoy no puedo escuchar ‘Vol. 3’. Ahí apenas estaba sobrio, y no me gustaba el tono de mi voz. Incluso ‘All Hope Is Gone’ es difícil para mí. En ese momento estaba pasando por dramas y agitaciones. Hay canciones geniales ahí, pero es difícil. Esta es una historia diferente. Una historia diferente que sin duda es la de una banda de larga data esforzándose hacia adelante bajo la dirección de un régimen no familiar. Re-imaginando lo que el sonido de Slipknot es en realidad, representa y significa hoy. El personal nuevo. Nuevos horizontes. Un nuevo comienzo.”

Para Clown , el hombre que hizo la llamada, que puso y pone a rodar la pelota desde hace meses, la analogía es simple:

Clown: “Estamos en un nivel diferente. No me gusta comprarlo con deportes, pero podrías estar viendo a los Dallas por más de cinco años, te encanta su mariscal de campo, pero luego ─de repente─ ese tipo se vendió por más dinero y esta fuera del equipo, pero eso no detendrá a las 60.000 personas que alientan y apoyan al equipo, ¿verdad?”

Para Slipknot el plan de juegos ha sido simple. Toma la pelota y corre con ella a medida que puedas.

kerrang-scan2

Traducción del staff: Fanny Tordó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s