Blabbermouth: Reseña de ‘.5: The Gray Chapter’ ─ 8.5 de 10.

reseña-es

Por más que muchos ya han podido escuchar con sus propios oídos el nuevo álbum de Slipknot, el sitio estadounidense Blabbermouth nos trae su crítica a este. Puntuación: 8.5 de 10.

“Han pasado cuatro años desde que el co-fundador, bajista y principal creador de letras de Slipknot, Paul Gray, ha muerto. Una gran cantidad de dolor y energía acumulada ha propagado el regreso de la banda, la cual surge en medio de la polémica sustitución del baterista, Joey Jordison. Renuncia o despido es todo un misterio, así como la identidad del nuevo baterista que toma el lugar de Jordison. Slipknot ha tomado la decisión de no hablar acerca del tema, pero aún así se ‘cree’ que los nuevos miembros son Jay Weinberg en la batería y Alessandro ‘Vman’ Venturella en el bajo.

Después de un período de duelo prolongado, Jim Root se puso a trabajar en el material escribiendo para el quinto álbum de Slipknot, ‘.5: The Gray Chapter’. El álbum se completa por el resto de la banda además de Greg Fidelman (quien también trabajo con Slayer y Metallica), que vuelve a colaborar con Slipknot después de su ayuda en ‘Vol. 3: The Subliminal Verses’.

Como era de esperar, ‘.5: The Gray Chapter’ es una experiencia que se mueve al lado oscuro al escucharlo. Haciendo acopio a sus raíces, Slipknot continúa evolucionando, lo cual significa más melodías, más voces limpias, y más exigencia que antes. Sin embargo, desafortunadamente, como en su anterior álbum, ‘All Hope Is Gone’, la banda quizá haya hecho nuevos fans con ‘.5: The Gray Chapter’ el cual es un avance lógico entre el viejo y el nuevo Slipknot, hecho inevitablemente agridulce por las adversidades de la banda.

Tonos peculiares como una bomba de vendimia, como gaitas retorcidas, mientras que un sintetizador zumba y se escuchan campanas de xilófono en la apertura solemne de ‘XIX’. Corey se lamenta de manera suave: ‘I’ve been too busy being called to disappear, I’m too busy being calm to disappear. I’m in no shape. To be alone. Contrary to the shit that you might hear [Estoy demasiado ocupado manteniendo la calma como para desaparecer. No estoy en condiciones para estar solo, contrariamente a la mierda que puedas oír].’
Algunos fans recelosos podrían decir que ‘.5: The Gray Chapter’ esta en la misma gama que la música de Stone Sour.

Inmediatamente se lanza un festival de ira con ‘Sarcastrophe’, el cual golpea lentamente con un revuelo de guitarras y percusiones en la intro haciendo tiempo hasta explotar y salir de ese punto. Como es sabido con Slipknot, los riffs rompen la calma detrás de los gritos de Corey Taylor y el pulso electro-combinado del nuevo baterista que se exhibe un poco más que las viejas contribuciones de Joey Jordison en la banda. Jordison es tal vez mas complementario y preciso, pero los ritmos veloces en ‘Sarcastrophe’ permite que Slipknot establezca un ‘Carnaval – Maníaco’ con algunos toques extracurriculares.

‘AOV’ se entrega al sonido más Trash de Slipknot, pero esa velocidad solo se aplica en la intro. La banda lanza surcos más lentos que dejan que Corey tenga la oportunidad de brillar en los versos para que, finalmente, pueda alcanzar una voz limpia (con la ayuda de coros melódicos en el fondo). Como un Slipknot más progresivo, con cada avance, ruedan huesos en cada secuencia bastante elocuentes y breves que dan mucho placer.
Antes de decir que ‘AOV’ es una canción melódica hasta el final que se limita con riffs y percusiones, traten de curiosear lo que han estado haciendo desde ‘Vol.3: The Subliminal Verses’, la banda ha estado golpeando con un cenit de creatividad, sin importar lo que se cruce en su camino.

‘The Devil In I’ comienza con un destino trinado para luego erigir sobre una melodía de guitarras enojadas bajo líneas empáticas de Corey. Los coros son un poco fuertes, con un paso rápido, pero la canción se mantiene robusta y agitada.

‘The Devil In I’ le da paso a ‘Killpop’ que amenaza a sonar similar a ‘Stone Sour conoce a Nine Inch Nails’ manteniendo matices de ambos a lo largo de su trayectoria. La percusión se encuentra abrumada detrás de los coros, el tiempo enloquece en ‘Killpop’ hacia una caótica recapitulación y paro abrupto en los 3:45 minutos.

Líricamente dedicada a Paul Gray, ‘Skeptic’ recoge nuevos riffs pesados que deberían de satisfacer a los viejos seguidores de la banda, junto con ‘The Negative One’. Para algunos, ‘Skeptic’ proviene del ‘Album of the Year [Mejor álbum del año]’.

‘I know why Judas wept, motherfuckers [Sé porque Judas lloró, hijos de puta],’ grita Corey en ‘Lech’, una canción que repite su esquema, pero eso no es todo. Las idas y vueltas del sonido de la batería están bien trazadas, es como si quisieras que no se detuviera nunca, pero lamentablemente el sonido cambia a ritmos más lentos antes de volver a sonar con fuerza. ‘Lech’ es una canción complicada, pero está diseñada para quemar, lo cual da la adrenalina para retorcerse y arrastrarse bajo el pulso de ‘Goodbye’ que sirve como respiro. La voz limpia de Corey nada entre alcantarillas resonantes, aún permaneciendo en gran medida en un tono de elevación de las masas más pesadas que se apoderan de esa canción. El ritmo cronometrado que asume ‘Goodbye’ gravita en un solo de guitarra fenomenal que amenaza con una interrupción de movimiento de nuestras piernas que jamás ocurre, ya que lo mejor se detiene en el clímax de la canción.

Corey Taylor se ha citado a sí mismo como ‘uno de los hombres mas odiados del Metal’ lo cual puede ser considerado válido o tal vez como un pensamiento personal, aunque hay muchos oyentes que le lanzan dardos a su imagen mientras ‘.5: The Gray Chapter’ está sonando.

Slipknot ha cambiado para siempre, tiene menos que ver con la lucha interna y más que ver con el hecho de que esta banda ha crecido enormemente estos años como músicos.

El intervalo de seis años entre ‘All Hope Is Gone’ y este álbum, provocó un montón de recursos, composiciones de canciones que se las arreglaron para despertar la euforia en los fans.

El interludio rompe los nervios con ‘Be Preparad For Hell’ seguido por el caos de ‘The Negative One’.

Sin tratar de ser melodramático por las desgracias que ha tenido Slipknot que enfrentar ‘.5: The Gray Chapter’, es un álbum que responde a su propia llamada. La canción de cierre, pero convincente, ‘If Rain Is What You Want’, sirve como una marcha de duelo final en memoria de Paul Gray, marcando un final y un principio.
Es, al igual que la mayor parte de este álbum, sincera y adecuada después de un extenso período de duelo que, lamentablemente, genera Gray. Aquellos quienes quieran subirse a bordo, que lo hagan. Los otros, sin duda, seguirán lanzando dardos a la foto de Corey Taylor.”

Reseña en inglés: Blabbermouth.
Traducción del staff: Fanny Tordó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s