Metal Injection: Reseña canción por canción de ‘.5: The Gray Chapter’.

reseña-es

El lanzamiento oficial del nuevo álbum de la banda es inminente, y sus reseñas llueven. Te traemos aquí una reseña, de hace ya unos días, canción por canción realizada por el sitio Metal Injection.

“Desde el primer teaser de 5: The Gray Chapter, que Slipknot subió el 15 de julio, anuncios especulativos y supuesta “información privilegiada” ha estado circulando por la red. ¿Quién iba a tomar el lugar de el baterista Joey Jordison recientemente despedido? ¿Quién podría llenar los poderosos zapatos del gran Paul Gray? ¿La banda todavía será capaz de llevarlo como lo hacían antes, después de seis años de silencio? Si bien las respuestas para las dos primeras preguntas han sido confirmadas por todos, a través de la gran extensión de Internet, yo personalmente puedo responder a la última pregunta – Slipknot puede llevarlo tan duro como antes y algo más, pero con la gracia acre y brutal madurez de músicos que saben cómo afilar sus cuchillos proverbiales y matar de manera eficiente con ellos igual de bien.

Esta reseña es bastante sencilla en cuanto a diseño. Voy a ir canción por canción en el orden en que aparecen en el álbum, con exclusión de las dos pistas de la prima teniendo en cuenta que no los tengo, y luego dar mi impresión general del álbum en la parte inferior. ¿Encaja? Encaja.

¡Vamos por ella!
1) XIX
“XIX” abre con un teclado totalmente distorsionado junto a una guitarra acústica de fondo. La voz de Corey aparece desde un fondo sonoro misterioso junto con una batería seca con un sonido bajo que deja oír la voz de Corey con tintes molestos y desagradables. “XIX” es interesante, porque se construye de muchas instrumentaciones adicionales, el volumen incrementa y las capas musicales comienzan a montarse y a filtrarse por entre la voz. El patrón musical se mantiene, lo que hace que casi puedes sentir a Corey deleitándote. Pareciera que Slipknot intenta hacerte sentir incómodo y asustado con este tema.

La canción crece y crece, dirigiéndose hacia la paranoia total y, finalmente, llega a… Nada. Todo se desmorona y te quedas con el paisaje sonoro original, en muy mal estado. Es que estamos esperando algo que saltan a la vista desde detrás de una cortina. Se llega hacia él y no hay nada detrás de él, pero que está bastante seguro de que hay alguien respirando en la nuca ahora.

2) SARCASTROPHE
“Sarcastrophe” toma lo que estaba terminando con “XIX” en sentido de estado anímico. Hay percusiones suaves, guitarras claras con efectos y un sonido electrónico burbujeante. Las cosas suben de nivel con golpes de platillo y guitarras distorsionadas. Luego de esto, comienza una batería rápida que te lleva, de la nada, a caer entre los gritos de Corey Taylor. La potencia se hace sentir tal y como fue en los inicios de la banda con su autotitulado, mostrando la potencia de una banda de metal tradicional, pero con mucha más percusión y el ingrediente de efectos de DJ que no aportan más que solo locura.

Rápidamente notas que este no es el Slipknot que vienes escuchando de antes, este Slipknot es ese totalmente molesto y desagradable. Hay explosiones, riffs sostenidos, junto a quiebres no convencionales que incluyen teclados y samples que no van centrados con la batería. Hay aires de potencia en este tema, y no es esta precisión como de laser que corta y seca todo. Te persigue, te asusta y es incluso “más larga que la misma vida”. Es como si Slipknot buscara matarte, pero de manera lenta y dolorosa.

3) AOV
“AOV” te lleva sobre el mismo camino que lo harían los miembros de Amon Amarth con aires vikingos. La combinación de un doble bajo con ataques de percusión sobre los tempos, le dan a la canción un aire militarizado mientras las guitarras solo te transportan como tanques a través de tus parlantes, y el sonido de los teclados atacan con sonidos de sirenas como si fuera el fin de los días. Luego aparece un coro que salta de entre toda la violencia que simplemente no te podrás sacar de la cabeza, y esa es solo la primera mitad de la canción. Algo que sorprende es una especie de interludio en la canción.

Durante el cual, la mayoría de la banda se desvanece y entrega una melodía junto al tintineo de un piano de ensueño con un remolino de guitarras. Otra cosa que encontramos podría llamarse un solo de bajo melodioso, que toma el sentido y la dirección de lo que hacen las guitarras, pero no las interrumpe en ningún instante.

4) THE DEVIL IN I
Ya todo el mundo conoce esta canción, así que seré breve. Esto
impulsa lo clásico de Slipknot en cuanto a sus días en Iowa con fuerte dosis de inquietante pesadez ya mencionado. Es también la canción más lenta hasta este punto (salvo la pista de introducción) e incluso yo diría que es la menos pesada.

5) KILLPOP
La intro de “Killpop” trae de vuelta el sonido de ese teclado fantasma en “XIX” junto al ajetreo de la batería, lo que suena como una batería electrónica. La mejor forma de describir “Killpop” es una balada co-escrita por el mismo Satanás y alguien a quien solo está totalmente vacío por dentro. Hace frío, es lento y parece tratar con drogas, el problema de la adicción y alguien tomando ventaja de ellos. “Killpop” es interesante, porque se basa en los teclados y la percusión alternativa como el foco principal de la canción, salvo el intenso solo de guitarra y la explosividad en los últimos cuarenta segundos de la canción.

Como repaso rápido, Craig “133” Jones aparece como hace los medios y la toma de samplers en la banda, Sid Wilson en los discos y Chris Fehn en la percusión. El trío siempre ha sido una parte del sonido del grupo y una gran parte en los eventos en vivo, pero aquí brillan en un gran camino. Después de escuchar el disco en su totalidad, puedo decir honestamente que los tres tienen una gran mano aterradora sobre “.5: The Gray Chapter”. De hecho… ¡Ellos tienen la columna principal en dos de las cinco canciones que hemos visto hasta ahora!

6) SKEPTIC
Hay un montón de referencias de alguien muriendo y alguien más ser arrestado por ello en “Skeptic”. Estoy seguro de que este está directamente relacionado sobre la muerte de Gray. El coro es particularmente conmovedor en tanto inflexión, como lírica, se lee –
“The world will never see another crazy motherfucker like you.
The world will never know another man as amazing as you [El mundo nunca volverá a ver otro loco hijo de puta como tú. El mundo nunca conocerá a otro hombre tan increíble como tú].”

“Skeptic” es una canción musicalmente interesante. Comienza con el pisotón típico de Slipknot y luego se lanza a un coro de Death Metal melódico digno de Soilwork, incluso utilizando una sección de pre-estribillo dos veces en dos formatos diferentes que obtiene un velocidad deslumbrante y usa una gran cantidad de trabajo tonal y cromático. “Skeptic” abre mucho el espacio sonoro a lo largo de su tiempo de ejecución para ser llenado en su totalidad por (suponemos) Jay Weinberg, dando a la canción esta sensación a lo muy punk rock con esencia de ira.

7) LECH
“I know why Judas wept, motherfucker [Sé porque Judas lloró, hijo de puta]”. Esas son las palabras que parecen ebullir de la boca de Taylor al principio de “Lech”. No hay instrumental que lo respalde, no hay nada. Esto es entre tú y Taylor, y así ayudarle a asegurarse de que lo has escuchado.

“Lech” toma la sensación punk de “Skeptic” y la fuerza de “AOV”, y los casa en el sonido de diez mil soldados con Doc Martens y mohawks de seis pies pisando todo. Hay algunos momentos de la canción que usan efectos cargados en la guitarra que suenan como maquinas rotas e incluso algún audio irregular que sirve como vehículo a la banda esencialmente para asegurarse que estás sintiendo violencia. En este punto, estoy notando el foco principal de la composición de canciones en Slipknot parece ser el flujo de energía en una canción. ¿Cómo pueden hacer que la gente sienta algo durante esta canción? O golpean la mierda de unos a otros e incluso hacen su dolor evidente. Esa atención es obvia y bien señalada.

8) GOODBYE
El bajo está en lo alto de la mezcla de nuevo, los sintetizadores
espeluznantes están de vuelta y hay campanas de orquesta, timbales y lo que suena como un coro que todos consiguieron sus frecuencias medias y altos agudos robados. La primera mitad de la canción es un ambiente de balada y luego en la otra mitad la banda toma los temas de la primera mitad y las traspone en guitarras, batería, y todo lo demás nosotros la definiríamos aquí como la “banda de metal tradicional”. Es cool escuchar los temas originales e ir de esos instrumentos aireados en guitarras fuertemente distorsionadas, no necesariamente, porque se traduce bien, sino porque el contraste funciona sorprendente para finalizar la canción. Todo se hace más rápido, pesado, oscuro, y ruidoso hasta que haya un breve unísono de la banda y el silencio.

Me alegro de que esto no era una balada. Habría funcionado bien como una balada, pero esto es Slipknot en 2014 en .5: The Gray Chapter. A la mierda las reglas.

Este es probablemente un buen lugar para mencionar la diferenciación entre patchs de teclado y los samples usados en la
grabación. Mientras un buen de ellos es en efecto el terror que induce y generalmente tienen esa sensación que puede ser precisamente descrita como “Nauseabunda”, cada canción que las usa en cualquiera arsenal masivo de instrumentos las usa de forma diferente. Es como si los sonidos se adaptaran a cada canción, lo que remonta a que este disco fue meticulosamente escrito.

9) NOMADIC
Todo esto habla de que la “nueva fuerza de Slipknot” va derecho por la ventana en este caso. Si me decías que esta es una canción del IOWA era solo un poco extraño para ser incluida en el disco, podría creerte. El riff principal es este grueso parar e ir a la clase de cosas que rompen en una extraña y algo descentrada melodía en el coro. “Nomadic” es una canción muy directa que emplea probablemente muchas de las melodías más extrañas que la banda ha utilizado hasta ahora. Tiene ese sentimiento mareado, cromático, a las partes de las palabras habladas e bajos tonos aquí y allá y otro solo de guitarra que rasga.

Es el coro lo que me pone más que nada en esta canción, ese riff
irregular que Taylor canta tiene tal calidad como contrapunto a su favor y con el riff de bajo es solamente infecciosa. Si pudieras
escuchar la versión instrumental de la canción, hay puntos en que la
mayoría de vocalistas quedaron rascándose la cabeza preguntándose qué encajaría para sobrepasarlo. Entonces, de nuevo la mayoría de vocalistas no son como Corey Taylor.

10) THE ONE THAT KILLS THE LEAST
“The One That Kills The Least” inicia con un riff que nos indica que es algo pesado, pero en cambio la canción se queda a medio ritmo y se consigue un hermoso himno que gira lentamente el coro. Por alguna razón, esta canción me recuerda a “The Heretic Anthem” a un ritmo más lento, o básicamente a cualquiera de los temas más ligeros del Vol. 3. Lo que pateara de esta canción es que a pesar de que es lenta, tiene esta sensación de ansiedad de querer acelerar en cada vuelta, pero en vez de eso sólo sigue retrocediendo.

Uno de los aspectos más ‘cool’ de esta canción es lo recurrente de la guitarra. Hay algunas variaciones de la misma que se presentan a lo largo del tema, tanto como los riffs del bajo y con melodías potentes hasta las más altas, pero al final todo este patrón es todavía más descendente que parece tropezar con sí mismo hasta al principio y luego volver en su lugar. A mi primera escucha a través del álbum. Me sorprendió el fantástico trabajo de guitarra que
hay en todo el álbum, con “The One That Kills The Least” es la canción que finalmente hizo que tanto Mick Thomson como Jim Root son absurdamente capaces de hacer con sus instrumentos.

11) CUSTER
“Custer” comienza rápidamente con la banda tocando un riff unísono antes de descomponerse en un bombo, con un bajo distorsionado y el tom ocasional. Ingresa Corey Taylor, que comienza con una aparentemente influencia de Lamb of God antes de ir a toda máquina al estado lunático. Justo cuando estalla la canción, hay un cambio rápido de vuelta a la palabra hablada y luego este canto un compás de 4/4 que tiene todo lo que caiga encima y termina en un grito que decae un poco más cada vez que se hace eco en el profundidades del abismo.

Esta es la canción que tendrá a cada persona en cada concierto gritándola desde la parte superior de sus pulmones para vencer los cantos del sempiterno de mierda, de uno al otro durante el resto de la canción. Esta es la canción que los hará volar cuando se encienda y asustando a la orina de la pobre abuela en el Buick (marca de automóviles) a tu lado. No hay muchos componentes de este. Es un sonido palpitante que lleva a esa estética electrónica que supera su presentación dando una paliza a la sumisión.

12) BE PREPARED FOR HELL
Otro interludio, pero este es interesante. No se ha distorsionado
el habla del principio, suena una voz lejana en una cámara de azulejos, mientras algo que es intermitente se cruje a su alrededor. Esa atmósfera da paso a un teclado con un sonido singular (que estaba allí en el primer lugar, pero más tranquilo) con una voz mucho más fuerte que parece añadir lances en su timbre, ya que continúa hablando. Aparte de eso, es tan solo una pausa entre canciones.

13) THE NEGATIVE ONE
Otra canción que todos estamos familiarizados. “The Negative One”
es en realidad un ejemplo muy sólido de lo que este álbum es sobre todo y muestra una gran cantidad de sonidos que estoy haciendo
referencia aquí. Tiene ese clásico pisotón de Slipknot, tiene todos los sonidos del DJ, gritos y arañazos de sus días anteriores y tiene la batería a un ritmo infernalmente ágil que vas a escuchar sin parar durante todo el disco.

Sé que Slipknot dijo que “The Negative One” no era técnicamente un single del disco, pero es una gran representación del disco. No necesariamente lo que todo el disco suena, considerando cuan variado es, pero da una idea bastante buena.

14) IF RAIN IS WHAT YOU WANT
“If Rain Is What You Want” es un quemador lento y un excelente final para un disco. Se construye poco a poco en los bloques de guitarras y voces turbias que parecen ser cantada a través de una cobertura a base de tristeza y sacrificio de la banda en el apocalipsis por última vez. Todo lo que has escuchado hasta el momento en el disco es la instrumentación y el estado de ánimo es abarcado en esta, ya sea que fue a propósito o todo fue hecho
para crear un misterio, pero al igual que el resto de la grabación, todo parece haber sido planeado en términos correctos en este retrato sonoro.

La canción no está tratando de llevarte a la muerte- el resto del
disco ya lo ha hecho bien. En su lugar, esta es la canción que suena
en el montaje, donde ya han encontrado tu cuerpo y, finalmente te entierran mientras la escena se expande y todo va al cielo. A pesar
de que la canción alcanza un vértice de pesadez, hay una cualidad muy triste que flota debajo del ruido donde un último verso es cantado antes de que las luces se apaguen una vez por todas.

IMPRESIÓN GENERAL.
Si no se ha dejado muy claro por ahora, permítanme reiterar el hecho irrefutable de que .5: The Gray Chapter es un álbum muy coherente que logrará satisfacer a los fans que han esperado y probablemente a las grandes multitudes de otros nuevos. La secuencia de las canciones del disco asegura un buena fluidez auditiva, la escritura es impecable, las letras van desde lo más franco, emocional, siniestra y críptico y los nuevos miembros de encajan de manera perfecta en el grupo e incluso brillan a través de sus personalidades musicales.”

Reseña realizada por Greg Kennelty de Metal Injection. Traducido por Yair Díaz de nuestro staff. En caso de tomar este texto, CITARNOS COMO FUENTE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s